Volver


A propósito del alza en el pasaje del Sistema Integrado de Transporte

Febrero 14 de 2020
Autor: Pablo Convers

La tarifa que pagan los usuarios del transporte público masivo en Bogotá es costosa. De hecho es una de las más costosas en latinoamérica. Para comprobarlo, el ex concejal Juan Carlos Flórez hizo una comparación muy simple, el valor de la tarifa cobrada a los usuarios en las principales capitales de latinoamérica y su proporción respecto al salario mínimo de cada país. Los usuarios de Transmilenio pagan una tarifa del 0,29% del salario mínimo mensual, porcentaje superior al que representa la tarifa del metro de Santiago (0,28%), el metro de Lima (0,16%) y el subte de Buenos Aires (0,12 %). La tarifa de Transmilenio solo es superada por la del sistema de metro y de buses de Sao Paulo (0,30%), el más caro de la región.

A pesar de que son costosos, Transmilenio y el Sitp no alcanzan a sostenerse con la tarifa que pagan los usuarios por utilizar el servicio que ofrecen, la alcaldía asume lo que falta a partir de varias fuentes de ingresos, principalmente, nuestros impuestos. Como lo muestra la gráfica del Lente ciudadano , el Distrito, a corte septiembre 2019 ha pagado casi 2.2 billones de pesos entre 2016 y 2019. A este problema se le llama el diferencial tarifario, que dicho de otro modo es la diferencia entre la tarifa que debería pagar cada usuario para que transmilenio y el sitp sigan en funcionamiento (la tarifa técnica), y lo que realmente se le cobra a los usuarios (la tarifa real).

Fuente: Secretaría Distrital de Planeación.
Disponible en: http://www.lenteciudadano.co/projects1/specificProject15776-65545.html

¿Quién responde por el diferencial? Principalmente nosotros con nuestros impuestos a través del fondo de estabilización tarifaria -FET-. Este fondo fue creado por la administración de Gustavo Petro para cubrir los descuentos a las tarifas de los usuarios en hora valle (una franja horaria donde la tarifa era más económica), y para las personas en condición de discapacidad, de bajos recursos económicos y adultos mayores. Subsidios que Enrique Peñalosa quitó o disminuyó para privilegiar la sostenibilidad del sistema.

El problema del diferencial tarifario viene de varias administraciones distritales atrás. El agravante más claro fue el negocio del Sitp, adjudicado en las administraciones de Samuel Moreno y Clara Rojas, mal planteado desde el comienzo, pues cargaba la remuneración de los operadores del sistema a la tarifa de los usuarios, bajo unas proyecciones de demanda demasiado optimistas. Además, no se dieron los supuestos de crecimiento de las troncales, el aumento de la demanda, la renovación de la flota, la renegociación de los contratos de concesión administrados por Transmilenio, y los operadores del Sitp empezaron a quebrar. El sistema entró en un proceso de deterioro que lo llevó al borde del colapso financiero.

En la segunda administración de Enrique Peñalosa, se aumentaron las tarifas de Transmilenio (los buses rojos) y el sitp zonal (los buses azules) en cuatro ocasiones para reducir el diferencial tarifario:

  1. 200 pesos en febrero de 2016 a Transmilenio y Sitp zonal.

  2. 200 pesos a Transmilenio y 300 pesos al Sitp zonal en abril de 2017.

  3. 100 pesos en febrero de 2018 a Transmilenio y Sitp zonal.

  4. 100 pesos en febrero de 2019 a Transmilenio y Sitp zonal.

Según el concejal Manuel Sarmiento, desde 2016 la tarifa del Sitp zonal ha aumentado en un 46,6%, mientras el ingreso por habitante ha aumentado en un 6,7%.

A pesar de los incrementos, los ingresos que se perciben por concepto de su recaudo no son suficientes para cubrir la operación del sistema y la remuneración de los operadores.

En mayo de 2019, tras negociar con los operadores del Sitp, la administración de Peñalosa decidió aumentar la remuneración de los operadores de transmilenio y el sitp zonal para rescatarlos de la quiebra. Este rescate y la renovación de la flota costeada por el distrito, impactó el diferencial tarifario y en consecuencia el costo de la ciudad para mantener sus sistemas de transporte público masivo.
Esto es lo que en los próximos años deberá pagar la ciudad para costear el diferencial tarifario.

Fuente: Confis, acta 06 del 10 de mayo de 2018.
Disponible en: http://www.sdp.gov.co/sites/default/files/acta06-18_0.pdf

Estas estimaciones se hacen bajo el supuesto de un incremento anual de 100 pesos en la tarifa de Transmilenio y el Sitp. Es decir, pagaremos por lado y lado.

Historias recientes


¿Dónde está la información pública de la ciudad?


Sin noticias de los Fondos de Desarrollo Local


¿Qué tan accesible es la información de inversión pública en Bogotá?

Síguenos


En alianza con: